F3DM



El F3DM de BYD es el primer vehículo eléctrico de autonomía extendida, con tecnología Dual Mode. Cuenta con dos motores eléctricos de 50 KW Y 25 KW de potencia junto con un motor mecánico de 50 KW que le hacen capaz de alcanzar los 450 kilómetros de autonomía.

BYD ha estado trabajando intensamente para resolver varios desafíos en el desarrollo de nuevos vehículos de energía alternativa, incluido el coste de las baterías y la limitación en lo concerniente a su autonomía (algo muy habitual en vehículos que montan este tipo de propulsión). Una condición también aplicable a vehículos híbridos eléctricos durante el funcionamiento en modo eléctrico.

¿Qué hace diferentes a los vehículos de DM?

Carga normal
/recarga desde una toma de corriente doméstica estándar
, lo que ofrece la libertad de no tener que depender de las estaciones especiales de carga para vehículos eléctricos.

Modo EV
Los clientes pueden elegir libremente, en el momento que lo estimen oportuno, la conducción en modo EV. 
Además cuentan con una autonomía de 100 km (62 millas) en modo EV, que será suficiente para satisfacer la mayoría de las necesidades de conducción diarias.





Tecnología DM de BYD
Como su propio nombre indica, el sistema de Vehículos Eléctricos de Modo Dual (DM) de BYD aprovecha varias fuentes de energía a través de la recarga y la recombustión. Si EV y HEV significan vehículos eléctricos y vehículos híbridos eléctricos respectivamente, el vehículo eléctrico DM de BYD es una combinación de ambos (EV+HEV), y claramente superior a sistemas híbridos convencionales.

El vehículo eléctrico de DM combina un sistema de conducción eléctrico e híbrido que incorpora, al mismo tiempo, un pequeño motor de gasolina. El sistema de vehículos eléctricos DM integra un generador avanzado con un controlador del motor, lo que supone un consumo y unas emisiones de combustible menores, al igual que mayor potencia y rendimiento. La unidad motriz del sistema DM, funciona como un motor de gasolina estándar de 2,4 litros, aunque por un coste mucho menor.

Actualmente, cerca del 95% de las personas conducen menos de 100 kilómetros diarios, lo que significa que los vehículos eléctricos BYD DM podrían funcionar con “cero” consumo de combustible y “cero” emisiones en modo de conducción EV. Cuando el vehículo requiere más energía para acelerar, el motor de gasolina y el motor eléctrico dirigen su potencia, al mismo tiempo, a las ruedas motrices, proporcionando una mayor respuesta en la curvas de potencia y de par motor.

Durante la desaceleración y el frenado, el motor eléctrico actúa como un generador para recuperar la energía cinética y convertirla en energía eléctrica, siendo después almacenada en la batería de alto rendimiento y así permitir ser reutilizada más tarde. Gracias a la perfecta integración de un motor eléctrico y un motor de gasolina, los vehículos eléctricos BYD DM pueden recorrer hasta 580 km (360 millas) con una única carga de batería y un tanque lleno de gasolina.

Durante la conducción habitual, el motor eléctrico utiliza la energía almacenada durante el frenado regenerativo, permitiendo que se utilice en primer lugar el motor de gasolina en su intervalo de funcionamiento más eficiente. El motor eléctrico, a su vez, proporciona un par motor extra cuando iniciamos la marcha desde parado, al igual que aporta un par motor extra en los momentos de aceleración. Gracias a todo esto y dada la gran potencia del su motor eléctrico, permite el uso de un motor de gasolina mucho más pequeño y eficiente.

El sistema de vehículos eléctricos BYD DM utiliza un pequeño motor de gasolina y un motor eléctrico con una potencia combinada de 168 hp (125 kw). La unidad motriz DM funciona como un motor de gasolina estándar de 2,4 litros, aunque por un coste mucho menor.

El sistema de modo dual de vehículos eléctricos desarrollado por BYD proporciona a los propietarios mayor comodidad, ya que el vehículo puede recargarse mediante una toma de corriente doméstica normal, en lugar de una estación de carga comercial. La batería de hierro puede cargar hasta el 50% de la potencia mediante una carga rápida de 10 minutos, y el 100% de la potencia mediante una carga doméstica de 7 horas.

Techo de panel solar
Los vehículos eléctricos de modo dual (DM) también incorporan un techo de panel solar que puede usarse para enviar potencia a la batería de hierro, energía que será usada más tarde por el vehículo, ya convertida en energía eléctrica. 
El módulo de batería de energía solar convierte la energía solar absorbida en energía eléctrica de baja tensión. Seguidamente, el controlador DC-DC convierte la energía de baja tensión en energía de alta tensión. Finalmente, una caja de distribución de energía reparte la energía de alta tensión a la batería de hierro incorporada


Ficha técnica:

© 2017 COBO CONCESSIONARIS / Información legal / Privacidad y protección de datos / Mapa del Sitio
Diseño y desarrollo web: tesubi.com agencia de marketing online